Vivimos en un tiempo en el que fruto de la actual situación derivada de la pandemia de Covid-19 es cada vez más dificil entrenar en gimnasios y box. El entrenamiento de Crossfit en casa se ha convertido en una realidad que de momento ha llegado para quedarse. Si no quieres perder la forma y mantener tu salud, este artículo te interesa.

Entre los aspectos que se deben considerar para que en el hogar podamos instalar un equipamiento a la altura de un box de crossfit. Despues de comprar la ropa de cross training adecuada.

Espacio necesario para entrenar

En función de cómo sea nuestro espacio en casa, deberemos preparar un tipo de rutina diferente, pero sea cual sea, siempre podremos entrenar de una forma u otra. Tal vez el que tenga jardín en casa pueda realizar series de cardio fuera, habrá quien tenga una cinta para correr o una bicicleta se spinning. Sinó, siempre es posible entrenar la parte de fuerza en casa y salir a correr unas manzanas alrededor de nuestra vivienda.  En realidad se trata de sacar el mayor provecho posible al espacio dispuesto para este propósito, dentro del que por lo menos, puedas extender una esterilla y moverte sobre la misma sin incomodidad de ningún tipo, sobre todo si harás tu rutina en compañía de otra persona.

También, el trabajo a ejecutar no debe ser una molestia para terceros que se encuentren conviviendo contigo, por lo que el entorno debe ser plenamente confortable. Por eso, se deben controlar los niveles de ruido, porque si es bien cierto que la música puede contribuir a la motivación, en el caso que no uses auriculares esta puede molestar a otras personas. El suelo del espacio en el que tendrás tu box de CrossFit debe ser estable, porque de no ser así, en caso que vivas en un edificio, tus golpes pueden molestar a otros. Trata de buscar también una pared adecuada a la realización de ejercicios como por ejemplo el handstand push ups .

Equipo necesario para practicar Crossfit en casa

Hay elementos que son importantes para conformar tu equipamiento con el que tus rutinas de CrossFit serán muy efectivas. La esterilla es un artículo recomendable, porque te ayudará a realizar tus ejercicios de core con comodidad y protección del suelo. Además, te recomiendo tener unas mancuernas, una kettlebell, y si te es posible unas anillas y barra para pull-ups.

Asimismo, es conveniente que tengas una cuerda para saltar, ejercicio que te ayudará a nivel cardiovascular, incrementando simultáneamente tu resistencia y agilidad.

Las bandas elásticas son también elementos accesibles y de gran utilidad para trabajar estiramientos y fuerza en distintos grupos musculares. Eso sí,  cerciórate que las tuyas no te causen molestia alguna en el agarre y que sean muy resistentes.

Para los más pro, si quieres hacer un entrenamiento RX, no está de más que poseas un chaleco con carga para tus entrenamientos.

¿Y si no tengo acceso a tanto material?

Existen elementos que pueden suplir la carencia de material, sobretodo en lo referente a cargas y peso. Puede acudir a:

  • Garrafas de agua o mochilas con asas a las que añadir peso.
  • Las sillas resistentes nos pueden servir para realizar fondos y mesas para trabajar la espalda realizando una variación de pull ups.
  • Rellenando un balón de baloncesto de sal o arena, puedes construir un balón medicinal.
  • Cámaras viejas de ruedas de bicicleta servirán de cintas elásticas.
  • Un cable de antena haría la función de la comba.

 

¿Qué otros factores son importantes además del entrenamiento si no puedes acudir a tu box a entrenar?

Para mantener tu forma física si pasas más tiempo en casa, trata de no descuidar tu alimentación. A menudo tenemos más tentación de acudir al picoteo y asaltar la nevera a deshoras. La alimentación es la base del éxito de cualquier deportista. ¡No la descuides!

Trata de distribuir las comidas como en épocas de normalidad y en función de tus entrenamientos. Acude a un nutricionista online si quieres mantener una correcta alimentación. 

No olvides hidratarte correctamente, antes, durante y después del entrenamiento. 

Trata de dormir y descansar un mínimo de 7h al día en la medida de lo posible. 

Practica estiramientos y relajación en algún momento del día. 

Recuerda que 1h al día no supone un exceso de tiempo en tu día a día. Trata de encontrar una franja adecuada para entrenar y panifica tu semana para que no te coma el tiempo.